lunes, 12 de enero de 2009

Imágenes de un camino desolado

3 comentarios:

Máximo Chaparro dijo...

Querida Sofía de Lourdes: me has hecho llorar. ¡¡¡Salieron de mi memoira tantos recuerdos enterrados por allí casi en el inconsciente! Médanos, Larroque, Irazusta, Parera, Urdinarrain, Baso. ¡¡¡El tren!!!! Que grande. ¡Las estaciones, ¡cuánta belleza! Y hoy, al ver las imágenes se ve la tosudez y las locuras que hacemos los seres humanos!. Gracias, queridísima amiga. Desde Santa Fe. Máximo

Sofía de Lourdes Fernández dijo...

La verdad Máximo que duele ver la soledad de las estaciones, ninguna actividad cultural que se haga en ellas las revive, pues no fueron creadas para eso. Falta el silbato de las máquinas y del guarda, falta la gente despidiendo y recibiendo familiares y amigos, faltan los equipajes, las encomiendas, EL TRABAJO.
¡¡¡Vaya si somos torpez los seres humanos!!!
Un fuerte abrazo desde Basso.

Sofía de Lourdes Fernández dijo...

Y mas pena le dará si le cuento que la estación de Escriña fue destruida. ¡Lamentable derribar nuestra propia historia!